Cómo

Nuestro enfoque sistémico nos permite trabajar de una manera abierta y colaborativa que se mantiene en el tiempo. De hecho, nos impulsa a codiseñar, implementar y evaluar plataformas de innovación abierta para la transformación de sistemas.

La dimensión cultural de la innovación

ALCk impulsa Plataformas de Innovación Social basados en procesos de escucha comunitaria. 

Este proceso permite cocrear lo que llamamos People-Powered Portfolios.

 

Nuestro objetivo principal es aplicar las lecciones aprendidas de nuestra investigación sobre la transformación de sistemas para hacer frente a los complejos desafíos a los que se enfrenta la sociedad actual.

Nuestro marco de innovación social

Mapeo de sistemas

El mapeo es el compendio de información sobre las iniciativas y agentes clave que operan en el territorio. Es decir, el conocimiento del ecosistema general de la región y también de los puntos fuertes y débiles de la conexión actual de los proyectos existentes.

Espacios de escucha e interpretación colectiva 

Una comprensión más profunda de las dinámicas locales requiere una estrategia de escucha profunda de la comunidad. Este proceso incluye un conjunto de herramientas cualitativas que, complementadas con datos cuantitativos, pueden desentrañar las narrativas de una comunidad y revelar en profundidad sus necesidades, retos y oportunidades. El análisis de las narrativas y las ideas clave se validan en espacios de deliberación y sensibilización con los agentes locales

Co-creación 

Al tratarse de un proceso de experimentación, la plataforma permite diseñar espacios de co-creación y co-diseño de respuestas concretas que puedan complementar y mejorar las iniciativas/proyectos existentes. El conjunto de iniciativas existentes y las nuevas ideas que surgen permiten generar el conocimiento necesario para construir nuevos procesos de innovación social en el territorio.

Experimentación en 5 niveles de impacto

Los problemas sociales complejos requieren un enfoque con una escala y un nivel multidimensionales. Por lo tanto, los proyectos deben integrarse y conceptualizarse como una cartera interconectada a 5 niveles: (i) innovación comunitaria, (ii) apoyo a las start-ups, (iii) asociaciones público-privadas a gran escala, (iv) rediseño de los servicios públicos y (v) nuevas regulaciones. Al igual que las prácticas de cocreación y creación de prototipos, este novedoso enfoque de cartera también requiere nuevas capacidades para diseñar, gestionar y evaluar el conjunto interconectado e integrado de proyectos con una visión holística.