Recientemente hemos iniciado esta experiencia en Chile, que también se desarrollará en Colombia y el Caribe. Estos son los resultados hasta este momento.


Agirre Lehendakaria Centerrek hilabeteak daramatza COPOLAD III programan lanean. Proiektu honetan gure lana drogei buruzko politiketan espezializatutako berrikuntza sozialeko laborategiak ezartzea da.

Txilen haur eta nerabeen kontsumoan eta prebentzioan zentratzen gara; Kolonbian gazteak hiri-inguruneetan eta erdi-landaguneetan gizarteratzeari heltzen diogu; Peruren kasuan, giza eskubideen urraketa antzemateko alerta goiztiarreko sistema bat sortzearen alde egingo dugu; eta Uruguain, berriz, espetxeratzea genero-ikuspegiarekin alternatibatzeko politikak (DAIS) testatzeko aukera aztertzen ari gara.

Duela hilabete batzuk Txilen hasi genuen laborategia, eta gaur egun Mauleko eskualdearen aukera-eremuak identifikatzeko fasean dago. Gaur egun, laborategia martxan jartzen ari gara Kolonbian, Cali (Sucre auzoa) eta Santander de Quilichao (El Porvenir auzoa) eremuetan. Peru eta Uruguai datozen hilabeteetan hasiko dira. Artikulu honetan, prozesu hori zehatzago azalduko dizugu, eta une honetan ditugun pertzepzioak azalduko dizkizugu.

 Prozesua Kolonbian

Joan den astean, Calin (Sucre auzoa) eta Santander de Quilichaon (El Porvenir auzoa) Gizarte Berrikuntzako laborategia abian jartzeko faseari ekin genion, Corporacion Vividorekin eta Kolonbiako Justizia eta Zuzenbide Ministerioarekin elkarlanean. Ekimen hau COPOLADek drogei buruzko politika kolonbiarrari emandako laguntzaren barruan kokatzen da. Politika horren ardatz nagusietako bat narratiben aldaketa da.

Laborategiaren helburua drogei buruzko politika publikoetan esperimentatzeko espazio bat sortzea da, zaurgarritasun-egoeran dauden gazteengan arreta jarrita. Gai zabala da, eta kontsumoaz haratago joatea eta gizarteratzea eta gastronomia bezalako arloetan esperimentatzea ahalbidetuko digu. Prozesu horrek kultura- eta elikadura-ezagutza handia duela aitortzen du, eta horren isla dira, besteak beste, viche, amasijos, envueltos eta elikadura-jarduerak, hala nola, eltze komunitarioak. Duela urte batzuetatik hona, komunitatearen erresilientziaren eta lankidetzaren sinbolo izan dira.

Tokiko gastronomiaren adierazgarri izateaz gain, erronkei ikuspegi integral batetik heltzeko aukera gisa ikusten dira elementu horiek. Laborategiaren esparruan, gizarte-berrikuntzaren ikuspegia aztertzen ari gara, bi testuinguru desberdinetan. Horri esker, bi esperientzietatik konektatu, alderatu eta ikasi ahal izango dugu: batetik, Santander de Quilichaoko landa-inguruneko eremu batean, El Porvenir auzoan; eta, bestetik, Caliko Sucre auzo historikoko hirigunean.

Tokiko taldeek egindako lehen informazio-bilketaren ondoren, Viviendo Korporazioak, Justizia eta Zuzenbide Ministerioak eta Santander de Quilichaoko Osasun Idazkaritzak interpretazio kolektiboko bi saio antolatu zituzten, bi lurraldeetan identifikatutako narratiben lehen kontrastea egiteko. Saioetan askotariko eragileek parte hartu zuten, besteak beste, komunitateko liderrek, erakundeek, estatuko segurtasun-indarrek, drogak erabiltzen dituzten pertsonek eta familiek, eta komunitate-oinarriko elkarte eta erakundeek.

Saio horiez gain, entzuteko guneak garatu ziren talde eta kolektiboekin, modu komunitarioan mobilizatu direnak errealitate konplexuak, mingarriak eta indarkeria eta droga-mikrotrafikoa bezalako faktoreek astinduak eraldatzeko. Eragile horiek gizarte-berrikuntzako laborategietan parte hartzen dute, eragiten dieten arazo horiei elkarrekin irtenbideak bilatzeko.

ALC COPOLAD

Primera fase del proyecto: la escucha

En la escucha pondremos el foco en las narrativas de transformación que hemos identificado en los dos barrios en los que trabajamos, y cómo estas narrativas se interrelacionan con la situación de vulnerabilidad en que se encuentran los jóvenes. En esta primera iteración de la escucha, los equipos han identificado la brecha que existe entre la narrativa de cambio estructural que opera en los territorios, y las respuestas puntuales que se están dando a nivel comunitario desde lo artístico, lo cultural y los micro-emprendizajes. Es aquí donde queremos incidir con el enfoque, para conseguir conectar estas acciones en todos los niveles y amplificar su impacto, escuchar a todo el sistema incluyendo las voces del poder y poder experimentar con nuevas soluciones en esa brecha o gap

 

En este sentido, el laboratorio plantea un enfoque sistémico para operar en 5 niveles de impacto. En esta primera visita, hemos facilitado espacios de escucha con agentes locales en el nivel comunitario y pequeña y mediana escala, como son el colectivo Puerto Resistencia, Sapiencia, Innpulsa, las huertas comunitarias del barrio Calipso, o la Casa Arboleda. En las siguientes fases del proceso, los equipos profundizarán en las narrativas de los agentes mencionados y reforzarán la conexión con empresas e instituciones (voces del poder). Esta parte resulta la más sensible dada la desconfianza hacia las instituciones locales y regionales, sobre todo después del estallido social. El proceso de escucha y mapeo sentará las bases para identificar potenciales áreas de oportunidad en los territorios.

 

Tras las sesiones de trabajo, los equipos locales han puesto en valor el enfoque propuesto por Agirre Center para complementar las acciones que ya están realizando a través de los elementos básicos de innovación social (escucha, mapeo, interpretación colectiva y co-creación). Además, mencionan que las herramientas para la sistematización apoyarán la toma de decisiones más estratégicas y el desarrollo de un sistema de gobernanza con mayor capacidad de adaptación a las dinámicas sociales cambiantes. El objetivo principal del laboratorio es el desarrollo de capacidades en los equipos locales; para ello, el equipo de Agirre Center y COPOLAD realizarán un trabajo de adaptación de las herramientas y metodologías al territorio, manteniendo una discusión permanente con los equipos sobre lo que está funcionando y lo que no. Asimismo, se facilitarán espacios que tendrán lugar de forma sistemática para la devolución y contraste permanente del proceso con la comunidad y así generar un análisis compartido.

 

Como próximos pasos, los equipos locales (1) iniciarán el monitoreo de canales de escucha existentes y nuevos en cada uno de los territorios, (2) reforzarán el mapeo de agentes e iniciativas estratégicas, y (3) sistematizarán las potenciales áreas de oportunidad identificadas - entre ellas, micro-emprendimientos de productos gastronómicos como el viche liderados por mujeres, el desarrollo de un potencial centro educativo y cultural en un bien inmueble incautado (SAE), diseño de un sandbox regulatorio para experimentar en materia de empleabilidad, rediseño del rol de los cuerpos de seguridad, o iniciativas en el marco de housing first, todo ello conectado con los dispositivos comunitarios liderados por la Corporación Viviendo, la ruta turística comunitaria en Santander de Quilichao y otras iniciativas existentes en los territorios

 

Así, conseguiremos avanzar en los próximos meses con la sistematización de todo el proceso y la identificación de los primeros perfiles etnográficos y visualizaciones. Tenemos prevista una segunda visita en febrero de 2024 para realizar un análisis compartido con la comunidad de la nueva información recogida por los equipos. 

Qué es el Programa COPOLAD

El programa COPOLAD III tiene como objetivo promover el diálogo técnico y político entre América Latina y el Caribe y la Unión Europea en temas de drogas.

Por medio de herramientas de cooperación internacional birregional, bilateral, triangular y Sur-Sur pretende, como en fases anteriores, generar un espacio privilegiado para el análisis y discusión de los principales desafíos vinculados al diseño e implementación de políticas de drogas, con la posibilidad de iniciar procesos transformadores y de innovación dirigidos a mejorar la eficacia de las intervenciones y, al mismo tiempo, mejorar sus resultados para el desarrollo sostenible.

 

El programa interviene en 31 países y tiene una duración de 48 meses, habiendo comenzado su ejecución en febrero 2021. La Organización Internacional Ítalo-Latinoamericana (IILA) colidera el consorcio junto con FIIAPP. La Deustche Gesellchaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) y el European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction (EMCDDA) participan directamente en ciertas acciones impulsadas, siendo ambas entidades beneficiarias de subvenciones. Además, el programa suma a las instituciones de los estados miembros involucradas en las políticas de drogas.