Plataforma de Innovación de las Industrias Culturales y Creativas (ICC) — Last Tour y ALC

Practice Lab

Una situación extrema, como la que estamos viviendo debido al Covid-19, nos ha vuelto a recordar la importancia de las Industrias Culturales y Creativas. A medida que la pandemia empezaba a paralizar la vida cotidiana, muchas personas comenzaron a realizar artesanías, leer libros, ver series y películas, conectarse a conciertos digitales… siendo éste el mejor medio para evadirse, conectar con uno mismo o con los demás aun estando en soledad y a kilómetros de distancia. 

Las economía naranja y las industrias creativas se enfrentan a un gran reto en la crisis post-Covid, siendo decisivas para la recuperación hacia la normalidad. Precisamente, las Naciones Unidas han designado el 2021 como el Año Internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible.

En un escenario de cambio post-Covid, se abrió un nuevo espacio de colaboración dentro del sector cultural entre Last Tour –una de las empresas líderes de la industria musical vasca– y ALCK. Juntos han impulsado una Plataforma de Innovación Social con el objetivo de co-diseñar una nueva cartera de prototipos interconectados que rediseñen el paisaje cultural vasco, basándose en las narrativas de artistas, productores, administración, empresas privadas y ciudadanos de a pie.

A finales de 2020, se inició este proceso en clave de plataforma dando lugar al desarrollo de algunas de las fases del mismo –mapeo, escucha e interpretación colectiva–, así como una propuesta común de futuras vías de trabajo.  

Esta Plataforma de Innovación Abierta se concibe como un acelerador de procesos de colaboración entre agentes del sector, entidades públicas y empresas del sector de las Industrias Creativas y Culturales. Se basa en métodos de escucha y co-creación, que son la base para el desarrollo de una cartera de iniciativas (prototipos interconectados) en 5 niveles de impacto: (1) iniciativas comunitarias, (2) proyectos de emprendizaje social de pequeña escala, (3) intervenciones público-privadas de larga escala, (4) nuevos servicios públicos y (5) experimentación en nuevas regulaciones. 

El elemento diferencial de una plataforma de estas características es que construye nuevas herramientas de escucha comunitaria, co-diseña las intervenciones junto con los principales actores involucrados, plantea la creación de un portafolio de iniciativas en lugar de proyectos aislados y aspira a construir un verdadero ecosistema de innovación abierta en la zona que permita abordar los retos socio-económicos y culturales desde una perspectiva de sistema complejo.

En este caso, hemos trabajado principalmente en la escucha e interpretación colectiva, incorporando nuevas herramientas que nos han permitido conocer verdaderamente qué es lo que sucede y cuál es la evolución de las demandas sociales y del mercado de las Industrias Culturales en tiempo real. Inicialmente, se realizaron una serie de entrevistas etnográficas, además de otros múltiples canales de escucha, mediante los cuales pudimos recoger diversas narrativas operantes en el sector. Dicha información fue analizada (identificando retos y oportunidades) y segmentada en patrones de percepción, dando lugar a 8 perfiles –los perfiles representan percepciones unificadas (repetición y similaridad) que constituyen formas de pensamiento y comportamiento–. Paralelamente, se realizó un mapeo de las iniciativas existentes, que nos permitió analizar de qué manera dichas iniciativas responden a determinados perfiles.

Toda la información recogida y analizada durante el proceso de escucha debe ser contrastada con los agentes del sector, ya que aporta un gran valor añadido y abre un espacio participativo integrando la diversidad de voces. Nos permite validar nuestro análisis y recoger nuevos enfoques, haciendo que los participantes se sientan parte del proceso, además de fortalecer la propia red de éstos. 

El 10 de junio, realizamos una sesión de interpretación colectiva en la que surgieron nuevas iniciativas e ideas divididas en los 5 niveles de impacto y que responden a los perfiles presentados. 

Esta colaboración tiene como objetivos generales:

  • Impulsar un foco alternativo a las estrategias actuales en el campo de las ICC en Euskadi aprovechando la capacidad tractora de Last Tour
  • Entender mejor y proyectar internacionalmente el valor añadido de estas industrias en Euskadi

Y como objetivos más específicos:

  • Impulsar una cartera de prototipos interconectados en el sector de las ICC que refuercen el valor diferencial del territorio
  • Crear una red de actores públicos y privados vinculados a la plataforma
  • Atraer posibles socios financiadores

Sector: Recuperación de la cultura y la lengua

Localización: País Vasco

Año 2020-2021